Una mano amiga

Después de un programa, las jóvenes aún no son capaces de construirse un futuro decente, mientras que la calidad de la atención posterior en Medellín es insuficiente. Por lo tanto habrá mucho peligro de recaída. Con” una mano amiga”, ofrecemos un soporte  multofacético tanto para las mujeres jóvenes como para las autoridades responsables.

Con este apoyo ambulatorio ayudamos a las mujeres con los pasos de seguimiento después de su ayuda. Mientras tanto, desarrollamos metodologías exitosas y, sobre esta base, elaboramos directrices para todos los institutos en Medellín que trabajan con jóvenes vulnerables y su reintegración.

Para poder participar en Una Mano Amiga se aplica una selección estricta, que incluye la detección de la motivación. IQ o nivel de aprendizaje no son criterios. A menudo, las madres (si todavía están  presentes) son  también involucradas para participar en el programa del desarrollo de su hija. El programa no se basa en la protección, sino en el refuerzo o el empoderamiento.


El apoyo se enfoca en áreas como identidad, salud, familia, educación y trabajo. Cada niña recibe un plan de acción personal. Se abandona el programa si se logra la estabilidad deseada en términos de vivienda e ingresos. La tasa de éxito de este programa es superior al 80 por ciento y ha demostrado tener una fuerza sin precedentes.

Pin It on Pinterest

Share This